Primeras Impresiones de Moonbreaker

Primeras Impresiones de Moonbreaker

Después de probar el nuevo juego de los creadores de Subnautica y Brandon Sanderson, te contamos nuestras primeras impresiones de Moonbreaker tras las primeras horas.

Como ya contaban sus autores, constantemente les gusta cambiar el tipo de juego en el que trabajan, y si alguien esperaba algo semejante al genial Subnautica, puede que quede un poco desconcertado con Moonbreaker.


Un hijo de Hearthstone con Warhammer

Y es que Moonbreaker no tiene nada que ver con subnautica, sino que salta al género de juego de mesa virtual, al más puro estilo Trading Cards. Como Hearthstone pero con un enfoque de batalla de miniaturas sobre un tablero. Al más puro estilo Warhammer.

Lo único que mantiene con respecto a Subnautica es la estética y ése toque desenfadado y cartoonizado.

Primeras Impresiones de Moonbreaker


Su jugabilidad recuerda mucho a Hearthstone

En casi todos sus aspectos, Moonbreaker parece beber mucho de Hearthstone en lo jugable, solo que los de Unknown Worlds Entertainment han dado un paso más y en lugar de mostrar cartas, veremos las figuras moverse por el tablero y atacar, usar habilidades, etc…

Podremos crear un plantel (el equivalente a nuestro mazo de cartas), con un capitán con habilidades especiales y 10 tripulantes, que podrán ser invocados una vez por partida, hasta que mueran.

Primeras Impresiones de Moonbreaker

Empezaremos la partida con nuestro capitán, exclusivamente, sobre el tablero, y 3 tripulantes listos para ser desplegados en el terreno, en el momento en el que tengamos “ceniza” suficiente para colocarlos sobre la mesa. La ceniza es un recurso que va creciendo a lo largo de las rondas y que nos servirá para utilizar habilidades y desplegar unidades. Como suele ser en estos juegos, las acciones las podremos realizar por turnos.

El objetivo de la partida implicará acabar con el capitán enemigo exclusivamente, aunque podremos optar por eliminar antes sus otras unidades, según nuestra estrategia. Podremos usar habilidades (con coste), atacar una vez y movernos una vez. Además de que, ocasionalmente, podremos utilizar unas habilidades muy poderosas que podremos escoger de entre tres pares aleatorios, al principio de la partida.

Con respecto a Hearthstone se diferencia principalmente, en que las unidades de Moonbreaker no tienen tanta profundidad, no son tan complejas como las cartas del juego de Blizzard. Aquí la mayoría de unidades son moderadamente simples. La complejidad radica en su posicionamiento y movimiento, a lo largo del campo de batalla, utilizando coberturas que reducirán la posibilidad de acierto de los ataques enemigos. También, otra estrategia importante en este juego será bloquear las rutas de huida de nuestros adversarios, o dificultar sus movimientos y apuntado en general. Como ya decíamos, es la componente de movimiento lo que le da gran parte de la profundidad y complejidad.


Moonbreaker es divertido

Las partidas no son tan densas como las de Hearthstone, tienes que pensar algo menos y calcular menos. Aunque también tiene su buena dosis de comerte la cabeza en el tiempo límite de que dispones en cada turno.

El juego es divertido pero, probablemente, si no estás acostumbrado a esta clase de juego, te sientas como pez fuera del agua. Puede que pierdas bastantes partidas antes de que todo haga click. Muchas veces cometiendo errores absurdos, como calcular mal tu posición o mover una figura sin querer.

En cualquier caso, incluso cuando pierdes, no resulta aburrido ni frustrante, y las partidas tienen una duración razonable.


Pintado de unidades

Como si se tratara de un juego físico de miniaturas, Moonbreaker destaca especialmente por tener un sistema que nos permitirá pintar nuestras propias unidades.

Primeras Impresiones de Moonbreaker

Además, las herramientas para pintar nuestras unidades son bastante sencillas y fáciles de usar, por lo que si nos sentimos creativos, podremos dedicar muchas horas a dar un aspecto único a cada una de nuestras tropas digitales.


¿Pay to win?

Lo que cambia un poco todo en esta clase de juegos competitivo es la monetización. De ésta de momento sabemos varias cosas:

En primer lugar, tendrá un early access por unos 30€, y después dispondremos de varios tipos de moneda: una que conseguiremos jugando, otra que conseguiremos pagando y otra que obtendremos cuando nos salgan unidades repetidas abriendo el equivalente a los paquetes de cartas.

Primeras Impresiones de Moonbreaker

Se opta por un enfoque al más puro estilo de juegos de cartas coleccionables: compraremos packs de unidades aleatorios (boosters), al igual que en los juegos de cartas compramos packs de cartas. La mayor diferencia es que aquí, todas las unidades tendrán la misma probabilidad de drop.

Y, por último, habrá un pase de batalla. Un habitual en muchos juegos de hoy en día. Nótese que el pase de batalla actual, el de la primera beta, es gratuito y no parece tener contraparte de pago. Sin embargo, es más que probable que en la versión final aparezca la versión de pago.

Todo esto, obviamente, dará ventaja a quienes decidan pagar desde el principio, pero no sabemos hasta qué punto influirá a la larga y cuan fácil será conseguir todas las unidades simplemente jugando.


Conclusión

¿Merece la pena Moobreaker? Pregúntate: ¿Te gusta Hearthstone? ¿Los juegos de mesa? ¿Los juegos de miniatura? ¿El PvP competitivo 1vs1? Entonces es posible que te guste Moonbreaker.

El juego es divertido, más ligero que otros juegos del tipo, tiene una componente interesante de aleatoriedad que da un poco de variedad a las partidas, pero aun así parece que puede ser bastante competitivo.

Además, su estética es decente, efectista, desenfadada, y universo en el que tiene lugar, creado por Brandon Sanderson parece interesante.

Nuestra recomendación es que por poco que haya captado tu atención, le eches un ojo en las pruebas gratuitas del 9 al 11 de septiembre y del 16 al 18 del mismo mes. Solo tienes que dar a solicitar acceso desde Steam, en la página del juego.


Con esto terminamos las primeras impresiones de Moobreaker, el nuevo juego de los creadores de Subnautica y Brandon Sanderson, esperamos que te sirva como orientación.


Productos que te podrían interesar:

*Si te gusta nuestro contenido, utilizando nuestros links de afiliado nos ayudas a crecer sin coste adicional para ti.