Nioh 2: Análisis, Primeras Impresiones

Nioh 2: Análisis, Primeras Impresiones

Tras largas horas de morder el polvo y que barran el suelo con nosotros, te traemos nuestra opinión sobre la segunda parte de este juegazo, nuestras primeras impresiones de Nioh 2.

Índice


Precuela

En primer lugar, hay que decir que nos encontramos ante una secuela que resulta ser una precuela. Es decir, los acontecimientos de Nioh 2 tienen lugar antes del Nioh. Así que, a los que os preguntéis ¿puedo jugar a Nioh 2 sin haber probado el primero? La respuesta es sí, al menos al principio. No os podemos garantizar que no haya spoilers a lo largo del juego porque esto son simplemente las primeras impresiones de Nioh 2.

Nioh 2

Nioh 2 nos cuenta la historia de Hide (medio humano medio yokai), cuyos acontecimientos tienen lugar en 1555 y que sientan la base de lo que ya se nos contaba en la historia de Nioh, enmarcada en el período del Sengoku tardío allá por 1600.

En este caso, aunque la figura de “Hide” está basada en un personaje histórico, nosotros podremos darle el aspecto que queramos. Podremos decidir incluso su sexo, a diferencia de su predecesor donde teníamos que jugar con William salvo que nos transformáramos.


Creador de personajes

Así pues, el juego dispone ahora de un creador de personajes bastante decente aunque con ligera escasez de opciones en lo respectivo a cortes de pelo. No obstante, con algo de paciencia y creatividad podemos llegar a conseguir casi cualquier cosa.

Nioh 2. Creador de personaje.
Tenemos conceptos diferentes de lo que Musculatura 0 significa.

La verdad es que esta nueva incorporación puede parecer poco relevante, pero lo cierto es que da una idea muy clara de la filosofía de desarrollo que ha debido haber detrás del juego: coger la gran base que sentaba su predecesor y mejorarlo en todos los apartados en los que cojeara.


No arreglar lo que no está roto

Como mencionábamos en el párrafo anterior, Nioh 2 ha optado por una política absolutamente conservadora. En lugar de dar un giro de 180 grados y reinventarse, ha decidido que lo que tenían en su primer juego era bueno y que no necesitaba una reinvención sino una mejora.

Por tanto, la primera sensación cuando jugamos a Nioh 2, tras acabar en el creador de personajes, es que seguimos jugando al primer juego. Quizás esta primera sensación es un poco decepcionante pero, a medida que juegas un poco, te das cuenta de que todos los sistemas han sido pulidos y aquellas mecánicas otrora dudosas ahora mejoran, se optimizan y reciben otro enfoque. Se agradecen, por ejemplo, pequeños detalles como que los puntos de samurái ahora no estén mezclados con los puntos de habilidad de las distintas armas.


El combate

En lo que refiere a este departamento, una vez más el juego se mantiene. Sigue ese enfoque frenético, agresivo y divertido de su antecesor, con las mismas armas (Katana, katanas dobles, lanza, hacha, kusarigama) y añade las tonfas, guja, hachas dobles y odachi. Técnicamente esto es solo hablando del juego base. Si hablamos de las expansiones, solo añadiría la guja alternada y las hachas dobles.

Después de probarlas todas, podemos decir que han conseguido ampliar el arsenal sin caer en la tentación de clonar las otras armas. Todas y cada una de ellas se sienten diferentes y novedosas. Igual que en el juego anterior, cada arma es un mundo y tendremos que dedicar muchas horas hasta dominar por completo alguna de ellas.

Fuera de las armas, se añade también como novedad las transformaciones Yokai. Como ya mencionábamos antes, Hide (protagonista) es medio yokai. Estas transformaciones vienen a sustituir/complementar al modo especial de combate del espíritu guardián. Ahora, usar el modo especial nos transforma abriendo un abanico de nuevas mecánicas y posibilidades. Tanto es así que, además de las habilidades de samurái, armas, ninjitsu y onmyouji, se ha añadido toda una sección dedicada a dicha transformación.

Transformación en Yokai
Espectaculares las transformaciones en Yokai.

Además de convertirnos en Yokai, también obtendremos de algunos adversarios núcleos de almas, con habilidades propias de la criatura de la que lo hayamos adquirido. Estos núcleos los podremos equipar a nuestro espíritu guardián y utilizar sus habilidades en medio del combate, con puntos de ánima: una nueva barra morada que se añade a la de vida y ki.

Pero incluso sin tener en cuenta los cambios, podemos apreciar también un buen trabajo en el balance del combate. Aunque muchas cosas se mantengan parecidas al anterior, hay una diferencia abismal entre este “parecido” y lo que podría haber sido “igual”.


El personaje y sus habilidades

Hemos mencionado antes una nueva sección en las habilidades del personaje, relacionada con la transformación en Yokai. Pero no es solo esto, en general se ha hecho una revisión (overhaul) de todo este sistema de habilidades.

En su predecesor, nos encontrábamos esta sección muy desangelada en líneas generales. Aquí han optado por un árbol bastante ordenado, con un montón de nodos lógicamente dependientes unos de otros, que nos permite un avance más claro y coherente a la hora de enfocar nuestra build.

Nioh 2
Desde los distintos nodos podemos acceder a árboles de cada una de las armas y disciplinas.

El único “pero” de este cambio es que para los inicios, dicho árbol puede ser un poco abrumador.

De otra parte, mencionar que ha habido ciertos cambios en los stats que podremos aumentar al subir de nivel. Se quitado el stat “Espíritu” y ha sido sustituido por el de “Valor”, asociado a las tonfas y la recuperación del ki.

Entendemos que esto puede deberse a que “espíritu” tenía un rol limitativo. Uno solo subía puntos en esta característica para poder utilizar un guardián o para habilitar sus pasivas. ¿Cuánto tengo que subir este stat para poder olvidarme de él? Parece razonable que no siga existiendo.

Ahora las pasivas se habilitan con la combinación de dos características o stats como: corazón + fuerza. Esto, en mi opinión, es un acierto increíble, pues te da varias opciones a la hora de alcanzar tus necesidades para activar la pasiva, sin tener que constreñir tu decisión a un stat subóptimo, que tu build no va a utilizar para nada más.


Jugabilidad

Otra vez nos encontramos con el ciclo de vídeo, mapamundi, preparar personaje, misión, vídeo… Con misiones principales, secundarias, de entrenamiento en el dojo…

Hay también una revisión del mapa que ahora adopta una forma en tres dimensiones y algún que otro detalle menor de jugabilidad como “decora tu cabaña”.

Nioh 2
También se añade un bazar de ranas, por si nos quedamos sin rollo de papel flechas durante la misión.


A nivel artístico y técnico

Fuera del tema de jugabilidad, no hay mucho que añadir sobre este apartado que no se dijera en el análisis de nioh, ya que hereda prácticamente todo de su predecesor.

Una vez más, se añaden modelos y tipos de monstruos nuevos, muchos de ellos espectaculares, y se le suman los de la primera parte. Mención también a la genialidad de las transformaciones de yokai desde los modelos hasta las partículas, pasando por las animaciones.

Remarcar también un muy buen diseño de personajes secundarios.

Personajes secundarios.

A nivel visual, mayormente, se repite la premisa que ya hemos mencionado antes: más y mejor. Y, por extensión, imaginaréis que, en lo referente a banda sonora se repite el más y mejor, y no os equivocáis: temas que ya habíamos escuchado, variaciones de estos mismos temas y algunos nuevos.


La dificultad

Como siempre, un asunto un poco controvertido. Afectan muchos factores que dependen del estilo de juego de cada jugador pero:

Si no eres asiduo a la saga soulsborne y no has jugado a nioh 1, vas a sufrir. Es un juego duro, no apto para pasar el rato sin más. Tienes que estar centrado en todo momento o en un despiste acaban contigo.

Nioh 2
Algunos desafíos de principio de juego pueden ser abrumadores para los que no estén acostumbrados a este tipo de juegos.

Si no has jugado al primero, éste te va a resultar particularmente difícil porque, aunque hay un gran trabajo en la documentación del juego, éste casi sobreentiende que deberías tener la soltura de haber jugado al otro y, por tanto, los retos que te plantea son acordes a ese nivel.

Por otro lado, si estás acostumbrado a esta clase de títulos, posiblemente sea otro día más en la oficina. No obstante, he de decir que, en mi caso, el nioh no me resultó especialmente complicado, pero en éste estoy recibiendo palos de todas direcciones.


Conclusión

Si esperamos un gran giro y una reinvención del estilo a los cambios que se producen entre distintos Final Fantasy, quedaremos totalmente decepcionados.

Pero, a mi juicio, esta decepción estaría totalmente injustificada dado que estamos ante otro juegazo. Continúa el legado de la primera parte, lo hereda, lo mejora con creces y nos ofrece una experiencia semejante pero NO igual.

Si te gustó la primera parte, éste también es un must-have. Si no te gustó la primera parte, mejor no lo intentes con éste porque las premisas y el espíritu subyacente en el título es el mismo que en el anterior.

Para todos aquellos ajenos a los Soulsborne y a los Nioh, les recomendaría empezar por el Nioh 1, más asequible, tanto a nivel económico como a nivel de dificultad. No obstante, si por lo que sea quieres comenzar por éste, no debería haber problemas, al menos a priori, porque estamos ante una precuela y no debería contener spoilers.